El éxito de Steve Jobs y otros gigantes de Sillicon Valley según Malcolm Gladwell

Con respecto al trágico evento de ésta semana, la lamentable pérdida de Steve Jobs el pasado 5 de octubre , la cantidad infinita de articulos escritos sobre su genialidad y todos sus aportes al mundo de la tecnología, me pareció correcto también hacer este post sobre la base de su éxito visto desde otra perspectiva.

Steve Jobs como ustedes ya sabrán, revolucionó el modo en que percibimos la tecnología, nos facilitó la computadora portátil; nos entregó una nueva manera de escuchar música y rescató a la industria musical de la bancarrota a través de la venta de canciones en itunes; nos regaló un nuevo modo de modelar en 3d desarrollando programas para Pixar, la cual eventualmente vendió a Disney y bueno pues qué decir de lo que hizo por la estética de todas esas computadoras grises, aburridas y gigantes con las que muchos de nosotros convivimos en nuestra infancia. En fin, todo eso ya lo sabemos y no voy ahondar mucho en el tema, quiero hablar de algo que siempre me llamó la atención con respecto a Steve Jobs y otros personajes como él : el origen de su éxito y genialidad.

Malcolm Gladwell escribió un libro por allá del 2008 llamado Outliers: The Story Of Success, dónde  estudia a varios grandes y geniales personajes de nuestra época y se pregunta cuál es la base o factor que los volvió así. Descubre por ejemplo, que los jugadores estrella del equipo de hockey Canadiense nacieron todos en los primeros meses del año y termina deduciendo que por su fecha de nacimiento no entraban a la escuela al mismo tiempo que los otros niños de su edad, se atrasaban en el ciclo, y  al llegar con un año de adelanto físico resultaban más aptos para los deportes y sobresalían entre sus demás compañeros. En el libro también analiza otro dato curioso que tiene que ver más con Steve Jobs , y es precisamente que todos los gigantes de Sillicon Valley , o más bien los genios de la computación, había nacido también en una línea de tiempo específica, en los primeros años de la década de los 50´s.  Bill Gates nace en octubre de 1955, Steve Jobs nace  en febrero de 1955, Steve Ballmer (CEO Microsoft) Marzo de 1956, Eric Schmidt ( director ejecutivo Google) Abril 1955 y el mismisimo Bill Joy, prácticamente el padre de  internet y las computadoras como las conocemos actualmente nació en noviembre de 1954.

Steve Jobs y demás genios de la computación tenían una ventaja por su año de nacimiento, resulta que la fecha más importante para las computadoras personales llegó en 1975, cuándo  la revista Popular Electronics puso en su portada a la Altair 8800, el primer kit de computadoras para armar en tu casa, dándole fin a la era de las computadoras monstruosas, aparatosas del tamaño de varias recámaras y operadas sólamente por expertos. Ésta era la época perfecta para estar en tus veintitantos años, tener varias horas de trabajo en programación y conocimiento en computadoras. Las compañías de computación buscaban desesperadamente candidatos con éstas características. La nueva era de la computación comenzaba.

Tanto Steve jobs como su contemporáneos tuvieron todos la misma característica que los hizo especiales, al menos 10 000 horas de trabajo en computadoras a  sus 20 años, y recuerden estamos hablando de 1975.

Cuáles circunstancias especiales lograban a personajes así? En el caso de Steve Jobs, diferente al de Bill Gates que nació en una familia acomodada o al de Bill Joy que asistió a la universidad de Michigan (ambos tuvieron un acceso a computadoras desde muy temprana edad) Fué la fortuna de haber crecido en Mountain View California al sur de San Francisco, en el epicentro de Sillicon Valley. Todas sus amistades, compañeros y amigos eran ingenieros de Hewlett Packard, el hablaba con Bill  Hewlett para pedirle piezas electrónicas y eventualmente logró un trabajo dentro de la empresa, Como el mismo Wozniack ha dicho, “mientras todos se rompian la cabeza para encontrar la fórmula , él estaba concentrado en otra cosa” Más que un programados , Steve Jobs era un diseñador y se había encontrado con los programadores perfectos.  Sus circunstancias de nacimiento, ubicación y momento histórico se juntaron para volverlo el genio que fué.  Su interés por los negocios y artefactos encontró la fórmula perfecta con los programadores de Silicon Valley , con los que eventualmente crearía Apple Computers.

Creo que Steve Jobs fue un genio innovador y fué una tristeza perderlo. Sin embargo no creo que sea el último genio que habrá en ésta y muchas vidas. La genialidad y el éxito tienen muchos factores que muchos de nosotros pasamos por alto porque vivímos en una sociedad que gusta de crear estrellas, iconos y mitos.  Otro buen artículo de Malcolm Gladwell en el New Yorker : “Creation Myth”   habla de cómo Steve Jobs le robó a Xerox la idea de crear computadoras portátiles, con éste pretexto explora la concepción,  érronea, de que una idea es creada por una sóla persona,  cuando en realidad, cómo el mismo Malcolm dice,  las ideas son realmente el reciclaje y eventual perfeccionamiento de otra idea preexistente.  Creo que el éxito depende de muchos factores, muchas veces que van más allá de tí y en la sociedad meritocrática que vivimos nos hacen creer que todo lo que logramos es únicamente debido a nuestro esfuerzo, y si no alcanzas los resultados deseados, es porque “no tienes lo que hace falta” o no te “haz esforzado lo suficiente”  En realidad, ¿Quién va a creer que ,en el mundo en que vivimos, las cosas dependen sólo del tu mísero factor personal?

No quiero decir con ésto que el esfuerzo no sirve para nada, o que la constancia lleva a un callejón sin salida, no. Mas bien mi intención es todo lo contrario, creo que es bueno saber que cuando hablan de una persona exitosa, una persona que alcanzó el grado de genialidad estamos hablando un concepto mucho más complejo y menos místico del que normalmente se le atribuye. Así que finalmente, todos y cada uno de nosotros podemos ser genios  ¿no crees?

Creo que la contribución que tiene Steve  Jobs en la historia, más allá de los avances tecnológicos ( recomiendo leer steve jobs no era dios en pijama surf) es la lección de todo lo que se puede lograr pensando afuera de la caja, desarrollar la imaginación,  mantenerte firmes en tus ideas y llevarlas hasta las últimas consecuencias.  Sus circunstancias fueron las idóneas para que él llegara a ser lo que fué, tal vez muchos de nosotros no las tengamos pero sí podemos trabajar mucho en nuestros proyectos y diseños por más irreales que nos parezcan.  Steve jobs fué un gran diseñador porque no se conformó y siempre vivió diseñando y rediseñando, uniendo ideas que parecían ilógicas, conectando pensamientos más allá de lo establecido.  Ésa es la única y gran lección que debe aprender todo diseñador.

Leave a comment

Filed under Datos curiosos, Diseñadores, Reflexiones sobre diseño

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s